jueves, 5 de abril de 2012

Reflexión de Semana Santa 2012

Querid@s Amig@s, este fin de Semana Santa quiero invitarl@s a reflexionar en torno a una linda historia de ficción que podría ser útil para compartir con sus amistades y familias.

Jesucristo regresa a la tierra y llega a Chile

Imaginemos que Jesucristo, tal como lo anunció en el Nuevo Testamento, vuelve hoy a la tierra y establece su base de operaciones justo aquí en Chile.

Si seguimos los pasos que dio durante su primer ministerio hace 2000 años, podríamos suponer que primero escucharíamos rumores de que un hombre que dice ser Jesús encarnado ha elegido al pueblo de Chile para nuevamente enseñarnos a como acceder al reino de Dios y ha venido a llamar desde aqui al mundo a la reconversión. Este hombre estaría hablando de amor y perdón en las poblaciones mas pobres y sería seguido primeramente por una multitud cada vez más grande de personas que buscarían ser sanadas de alguna enfermedad y otras que buscarían saber algo acerca de la verdad de Dios que no han encontrado en sus propias iglesias. También habría algunos cristianos que lo reconocerían como el hijo del hombre que ha vuelto tal como lo prometió y le seguirían escuchando atentamente sus misteriosas enseñanzas.

Sin embargo, los cristianos más doctos y los jefes de las distintas iglesias que se han creado en su nombre comenzarían a escuchar estos rumores y se dirigirían a verlo, o enviarían a alguien para recavar evidencias que demuestren que ese hombre el propio Cristo Jesús, aquel a quien han venerado, amado y dirigido sus plegarias desde hace tantos años. El escepticismo de ellos vendría porque la prueba principal sería que él debería reconocerlos, debería tan solo por su poder divino saber que ellos son su verdadero rebaño obediente así que desconfiarían de que este hombre sea verdaderamente Jesús el Cristo.

Con el paso del tiempo, como las señales de su divinidad serían tan evidentes, miles de personas comenzarían a dar testimonio de su verdad pero muchos cristianos se mantendrían al margen esperando que sus jefes religiosos lo validen ya que el mismo Jesús advirtió que muchos vendrían haciendose pasar por él, incluso haciendo milagros.

Finalmente comenzaría el debate oficial para saber si este hombre es el verdadero Jesús o si es un impostor para lo cuál los cristianos mas fieles comenzarán a hacerle preguntas para desafiar su santidad.

• Oye tú, que dices ser Jesús el hijo del hombre que has vuelto a la tierra, ¿Por qué no das cumplimiento al evangelio y separas de una vez por todas las ovejas de las cabras?

• Si estamos viviendo los días del juicio final, ¿Por qué no desenmascaras a la gente malvada que está en el poder para que todos se den cuenta de que están equivocados?

• Si eres el hijo de Dios sabrías que nosotros te hemos sido fieles todos estos años, ¿Por que entonces andas con narcotraficantes, con prostitutas, con viciosos y con ateos en lugar de venir a nosotros que somos tu iglesia?

• ¿Por qué no intervienes en los legisladores que intentan aprobar una ley de aborto?

• ¿Por qué no ayudas a los estudiantes para que sus demandas sean recibidas?

• ¿Por qué no impides que se lleve a cabo hidro-Aysen y otras atrocidades que atentan contra la ecología del mundo?

• ¿Por qué no desenmascaras a los discriminadores?

• ¿Por qué no le dices a tu padre que detenga los terremotos que nos afectan tanto y causan tantas muertes injustas?

• ¿Por qué no terminas de una vez por todas con la pobreza?

• ¿Por qué no nos validas a nosotros los jefes de las iglesias que hemos sido creyentes y hemos seguido tu evangelio y nos das el poder para organizar el mundo de acuerdo a tus enseñanzas?


Siguiendo el Evangelio podríamos deducir que Jesús respondería lo siguiente:

Estuve en esta tierra hace 2000 años, ¿Acaso no sabes que la vida para el hombre en ese tiempo era muchísimo mas injusta y dura que la que tienen ahora?

¿Acaso la discriminación, la pobreza y el abuso del poder no eran mucho mas abundantes?

¿Acaso no sabes que estábamos dominados por el imperio romano y el reino de Israel, y éramos sometidos a las arbitrariedades de ambos?

¿Recuerdas que tomaron preso injustamente a mi primo Juan y lo asesinaron brutalmente por un capricho?... pues debes saber que eso le sucedía a decenas de personas todos los días.

¿Acaso no sabias que en ese tiempo había cientos de sectas revolucionarias que buscaban la verdad de Dios y de las escrituras oponiéndose a la injusticia del régimen religioso establecido, y que eran perseguidos y eliminados cada día?

¿Acaso no fueron los Fariseos, los escribas y abogados de la Ley de Dios quienes me enviaron a la muerte injustamente porque no creyeron que yo fuese el Mesías?

Más yo les digo:

¿Acaso leíste algún testimonio de mis discípulos que dijera que yo haya salido a protestar contra la injusticia en alguna parte?, ¿Me escuchaste hablar mal del Cesar o de Herodes o de alguna autoridad del mundo? ¿No les dije acaso dadle al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios?

¿Acaso te enseñaron que en esa época yo incitaba a la gente para que saliera a las calles a exigir sus derechos?, ¿Te dijeron que yo apoyaba movimientos sociales y revolucionarios para exigir justicia?, ¿No recuerdas haber leído que mi revolución era interior y personal?

¿No se dieron cuenta de que yo vine a mostrarles una nueva revolución para cambiar todas estas cosas que están mal? La mía es una revolución que comienza por cambiarse uno mismo, porque cuando te purificas conoces al Padre y así cesa tu sufrimiento.

• Lo que yo les enseñé cuando estuve en la tierra fue que todos éramos hijos del mismo padre viviente que esta en el cielo y en la tierra. Entonces te pregunto: ¿Consideras a todos tus hermanos?

• Lo que yo les enseñe cuando e estuve en la tierra era que se amaran los unos a los otros, y les di un ejemplo de amor que fui yo mismo, o sea, un amor sin juicio, un amor a toda instancia, un amor con tolerancia y perdón incluso por aquellos que me asesinaron. Entonces te pregunto: ¿has amado a otros como yo te ame y te sigo amando?

• Lo que yo les enseñé cuando estuve en la tierra fue a que trataran a los demás de la misma forma como quieran ser tratados. Entonces te pregunto: ¿Has tratado a tus hermanos como quieres que te traten?, ¿Le contestas cortésmente a aquel que te trata de mala manera?

• Lo que yo les enseñé cuando estuve en la tierra fue a que no juzguen y dejen de estar pendientes de los defectos de los demás ¿Recuerdan?... les dije que no estén pendientes de la paja en el ojo ajeno y que en su lugar trabajaran con sus propios defectos para que sean perfectos como nuestro Padre es perfecto. Entonces te pregunto: ¿Has vuelto la mirada a tu interior? Si te molesta la soberbia, ¿Te has vuelto humilde?, Si luchas por la ecología, ¿Eres ecológico en los actos de tu vida?, Si criticas por la mala educación, ¿Educas bien a tus hijos, con tu buen ejemplo, con buenos libros, con buenos programas de tv? Si luchas por la injusticia ¿Eres Justo con todos los demás?, Si luchas por la discriminación, ¿Estas tu libre de ella? Si luchas los derechos humanos, ¿Respetas la vida en todas sus manifestaciones?, ¿Si ves el mal en otra personas que no me conoce y no conoce a Dios lo consideras tu hermano?

• Lo que yo les enseñé cuando estuve en la tierra fue a limpiar su propio corazón para que puedan conocer al Padre y les recomendé que perdonaran a toda instancia, no a sus amigos ya que eso lo hacen todos, si no a sus enemigos, les pedí que los bendijeran y que oraran por ellos. Entonces te pregunto: ¿Lo has hecho?, ¿Has perdonado como yo perdoné? Les pedí que no cobraran sus deudas, que cada uno es responsable de sus actos y que confiaras en nuestro Padre porque él sabe lo que necesitas, ¿Has confiado, te has desecho del rencor por aquellos que te deben o hicieron algo?

• Lo que yo les enseñe cuando estuve en la tierra fue que el cuerpo es un vehiculo para el espíritu, que la vida material no tiene importancia y que la muerte es solo un paso para otra vida ¿Recuerdas que dije: el que trate de salvar su vida la perderá y que esté dispuesto a perderla la ganará? Entonces te pregunto: ¿Le tienes miedo a la muerte, ya sea la tuya o la de algún ser querido? ¿Estas preparado para dejar partir a los brazos del Padre a quien padece una enfermedad terminal?, ¿Crees que alguien puede morir por algún tipo de negligencia o accidente?, ¿Acaso desestimas el poder de nuestro Padre que podría intervenir y sin embargo lo permite porque en la voluntad divina hay un proceso de aprendizaje que deben vivir los deudos?, ¿Recuerdas que Pedro intentó llevarme de Jerusalén para que no me mataran y yo le dije que se haga la voluntad de mi padre?, ¿Haces tu la voluntad del padre?, ¿Escuchas a la vida hablándote en cada situación que vives o le dices tu a la vida lo que debe suceder? Recuerda que la vida es el Padre… el Padre es la vida.

• Lo que yo les enseñe cuando estuve en la tierra fue a que ante una agresión cualquiera que esta sea, pongan la otra mejilla para terminar con la cadena que ata al ego por saciar su sed de venganza. Entonces te pregunto: ¿Has sido capaz de cortar esa cadena de odio y rencor que genera el responder a los golpes justificando así la furia de tu adversario y en su lugar transformarlo en tu hermano, a quien le das la posibilidad de recapacitar cuando no le devuelves el golpe?

• Lo que yo les enseñe cuando estuve en la tierra fue a que no lanzaran piedras, insultos y condenas a quienes caían en pecado salvo que Uds. mismos estuvieran libres de pecado. Entonces te pregunto: ¿Estas libre de pecado para lanzar toda tu ofensiva contra aquel que se equivoca simplemente porque esta aprendiendo a vivir igual que tú, cometiendo errores y aciertos?

• Lo que yo les enseñe cuando estuve en la tierra fue que es muy difícil que un rico entre en el reino de Dios, no porque la riqueza sea mala si no porque te distrae cuando la buscas o la acumulas y dejas de saber de donde vienen todas tus bendiciones. Entonces te pregunto: ¿Sigues acumulando riquezas del mundo o estas buscando tu riqueza interior?, ¿Sabias que esta enseñanza no esta dirigida solo al que tiene si no también al que sin tener nada basa su felicidad en la obtención de las riquezas? Es tan difícil entrar al reino tanto para el rico que confía solo en sus riquezas como para el pobre que cree que su felicidad esta en hacerse rico.

• Lo que yo les enseñe cuando estuve en la tierra fue a que lo que sale de la boca es lo que te contamina. Entonces te pregunto: ¿Has puesto atención a lo que dices a diario?, ¿Están llenas tus palabras de amor, de consejo de compasión, de tolerancia?... si no es así ¿Qué contaminación hay dentro de ti?

• Lo que yo les enseñe cuando estuve en la tierra fue que primero buscaran el Reino de Dios y su justicia, y que todo lo demás vendría por añadidura. Entonces te pregunto: Si te dije que todo lo que necesitas en la vida te llegaría cuando descubras el reino de mi padre ¿Te has puesto a buscar el reino de Dios?, ¿Te has preguntado que es el reino, de que se trata todo esto, donde esta, como llego a él?, ¿Cuál es la justicia del reino de Dios?, ¿Si hay una justicia divina, porque sufro en buscando la justicia del hombre?

• Lo que yo les enseñe cuando estuve en la tierra fue que una parte de la oración es pedir y que al hacerlo pidieran solo el pan de cada dia, no el del mes ni del año, que tengan fe porque el Padre sabe todo lo que necesitan. Entonces te pregunto: ¿Cuándo oras que pides?, ¿Qué se haga la voluntad del Padre confiando en él o que se haga tu voluntad de acuerdo a tus miedos?

• Lo que yo les enseñe cuando estuve en la tierra era que tuvieran fe, que no pueden servir a dos señores, uno es el miedo y el otro es la fe, ambas manifestaciones son proyecciones que haces hacia el futuro pero no pueden ir ambas a mismo tiempo. Entonces te pregunto: ¿Tienes fe o tienes miedo? No me digas que tienes fe si hay temor en tu corazón porque distinto es creer en Dios y tener fe, es mejor que sepas que si tienes miedo es porque no tienes fe a que sigas creyendo que eres una persona de mucha fe solo porque constatas la presencia de Dios en tu vida cuando miras a tu pasado y no a tu futuro.



Queridos hermanos, hay muchas enseñanzas más que deje hace 2000 años para ser comprendidas por los corazones los humildes y sencillos y no por las mentes de los sabios. Búsquenlas y las encontrarán porque están ahí en la naturaleza, son leyes del universo, es la justicia de Dios.

Comprendo que pueden juzgarme porque no soy lo que Uds. esperaban, pero les digo, igual que lo dije cuando estuve antes en la tierra:

“NO HE VENIDO A JUZGAR, SOLO HE VENIDO A INVITARLOS A QUE LIMPIEN SU CORAZON PARA QUE PUEDAN CONOCER A NUESTRO PADRE QUE TIENE UN REINO PARA NOSOTROS AQUÍ EN LA TIERRA. LAS PUERTAS DEL REINO ESTAN ABIERTAS A TODOS AQUELLOS DE CUALQUIER RAZA, RELIGION, SEXO O CREDO QUE HAYAN HECHO UN TRABAJO INTERNO DE PURIFICACION Y HAYAN DESCUBIERTO QUE EL REINO DE DIOS ES UN ESTADO DE CONCIENCIA DONDE CESA EL JUICIO (la dualidad) DEL HOMBRE”

Con estas respuestas muchos le reconocerían como el verdadero Jesús que ha regresado a la tierra a darnos a conocer sus enseñanzas para una vida mejor, pero también muchos se resistirían a creer en él y lo ridiculizarían como lo hacen con tantos otros que hablan y enseñan estas mismas cosas.

Preguntas finales para esta reflexión:
Si esta historia fuese real, ¿Reconocerías a Jesús el Cristo?...

Si tu respuesta es positiva, ¿Comenzarías a trabajar contigo mism@ en tu purificación poniendo en práctica sus enseñanzas?


Bendiciones para sus vidas y paz a todos aquellos que ejercitan diariamente su “Buena Voluntad”.

11 comentarios:

Maritza Donoso dijo...

UFF que palabras, sin duda me llego al alma, para pensar, reflexionar y luego actuar, gracias, lo compartire con mis hijas y las personas que me rodean, bendiciones para todos.
Maritza Donoso L.

Unknown dijo...

buenisimo... cada vez que te leo me dejas pensando, reflexionando. Crei tener dominado mi ego.....cuan equivocada estoy. Gracias, jamas se termina de aprender, y recien inicio el camino.
Un abrazo.
Fernanda

Eva Briceño (Venezuela) dijo...

Qué bueno Alvaro, Gracias porque necesitamos estos estrujones espirituales a diario. Una vez fui a una Conferencia sobre estos temas del alma y el expositor dijo algo que siempre quiero tener presente:
"Cuando tengas dudas sobre una decisión, pregúntate: ¿qué haría Jesús en tu lugar?"
Esto se convirtió para mí, en un método simple, pero difícil, porque tenemos un ímpetu interno que nos lleva por otro lado, ese es el enemigo, lo que tenemos dentro. Besos

Eva Briceño (Venezuela) dijo...

Lo volví a leer y lo voy a enviar a mis contactos. Gracias por esta gráfica manera de expresar un mensaje que aún no hemos entendido

La voz del alma dijo...

Muchas gracias Álvaro por este momento que nos brindas para la reflexión! siempre volvemos al punto de partido, nuestro ser interno. Un abrazo, que tengas buen fin de semana!

Richard Spencer dijo...

Bueno....."As usual" como siempre¿que se puede comentar luego de esto.....Sin palabras, Amén no más. Sabio, preciso, claro, dicdáctico e inspirado.
¡Hey.....Alvaro, no me digas que canalizas directamente a Jesús.!!! ¿lo tienes como un guía directo?? Bueno no me extrañaría en absoluto.
Hmmmmm......mismos tiempos, mismas Palabras...¡qué reflexión!
Un abrazo gigante.

Rodrigo Elgueta dijo...

Me pregunto si Jesús volviera, quizás lo haría de una forma que sería difícil de reconocer, lo haría de una forma que no esperamos, tal como lo hizo, llegó de una forma que no lo esperaban, no era un nuevo rey David que los liberaría, era un humilde carpintero que traía un mensaje que no comprendían. Si viniera ahora, cómo vendría? quizás sería una mujer, quizás no sería un individuo sino que muchos... en fin, estaríamos listos para reconocerlo?

Pamela Urrutia dijo...

Gracias Alvaro porque al leer esto me ayudaste a darle el verdadero sentido a este fin de semana y a darle un orden a muchas preguntas que me hacia de como cambiar en mi esto y aquello y al leer esto entiendo que las respuestas siempre estan en el inicio,en lo simple, en en amor, en seguir sus enseñanzas y seguramente asi lo lograre. Me encanto.

Caroly dijo...

Como me gustaría que en el noticiario se leyera muy lentamente, lo que has escrito aquí.
Muchos saludos, un abrazo Álvaro.
Caroly González Pozo.

Anónimo dijo...

Que linda reflexión, lo mas probable y conociendo al ser humano, es que pasaría todo lo que tu dices, dudas, pruebas, desconfianza aun viendo milagros, como dicen ver para creer, en fin el ser humano a veces es terco y le cuesta aprender y es desconfiado, la oración nos acerca a DIos y nos hace tener fe sin ver, tal vez eso le hace falta a nuestro mundo, conversar mas con JEsus y entender cuales son las cosas realmente importantes en nuestra vida.

Nicolás Heredia Rosales dijo...

Hola estimado Álvaro, ¡adecuado escenario en el que nos has puesto!, te aseguro que cometeríamos el mismo error de esa época (guardando claro está las diferencias de la madurez personal y espiritual de los tiempos), cuestionaríamos el actuar de Jesús y sus postulados, más bien no los entenderíamos y más aún nos sentiríamos afectados en nuestro ego que alguien defienda con VALENTÍA, convicción y seguridad lo que muchos buscamos en esta vida.

Creo que resumiste muy bien la reacción de las personas que enseñan lo dicho por Jesús: "El ESCEPTICISMO de ellos vendría porque la prueba principal sería que él debería reconocerlos, debería tan solo por su poder divino saber que ellos son su verdadero rebaño obediente así que DESCONFIARÍAN de que este hombre sea verdaderamente Jesús el Cristo".

Semana Santa no es sólo el día feriado, no sólo es ver las famosas películas de antaño, no sólo es volver a criticar al pueblo Judío y a la Iglesia Católica por sus innumerables errores cometidos en su historia, no sólo es preocuparse al tener que presentarse en la iglesia ese fin de semana, no sólo es el día simbólico de la muerte y resurrección de Jesús, ¡es más que eso!...

Y para las personas que trabajan día a día en mejorar su espiritualidad tienen una noción de la respuesta al significado de la semana Santa.

Saludos y felicitaciones por vuestro mensaje que nos hace bien a todos.