viernes, 11 de mayo de 2012

“Saludando y Considerando a Nuestra Madre Naturaleza”

Queridas Madres Uds. han sido bendecidas por el Universo con el poder de la creación. Toda la inteligencia de la naturaleza se desplegó silenciosamente para hacer crecer una manifestación de vida dentro de Uds. y luego les “regaló” la responsabilidad de cuidar acompañar a esas hermosas y frágiles criaturas en su primer despertar en esta vida. Sepan que en Uds. se ha expresado toda la inteligencia del amor divino y verdadero durante la gestación de sus hijos y a partir del nacimiento han sido Uds. quienes han hecho su aporte único y creativo en el cuidado de sus retoños.

En estos tiempos convulsionados y de incertidumbre, donde la sociedad se aleja cada vez más de la naturaleza, Uds. deben volver a ella, volver y recordar a la primera madre, la madre naturaleza. Regresen al origen, vuélquense a la esencia de la vida en equilibrio que es “no temer a la vida, no sentir dolor por el pasado y no temer al futuro”.

Queridas madres, en estos tiempos difíciles no teman y dejen fluir la esencia de la naturaleza en el cuidado de sus hijos, déjense llevar intuitivamente por la misma inteligencia amorosa que generó la leche en sus senos en el preciso momento de dar a luz, esa misma inteligencia que las lleno de ternura y amor por sus hijos cuando nacieron para ser cuidados amorosamente, esa misma inteligencia que les provee día a día de lo que van necesitando, así pues, sepan con certeza en su corazón que lo que necesiten sus hijos les será dado porque ni ellos ni Uds. están solas en esta vida, hay una red de asistencia cuidando de cada una de Uds. y de sus hijos(as).

No teman equivocarse, vuélvanse a su intuición, conéctense con el amor expresado en el cuidado, nutrición, salud, compañía, crecimiento y sabiduría del que todo ser vivo es provisto en este mundo.

No teman al sufrimiento de sus hijos cuando crecen, ellos están aquí para aprender a vivir igual que Uds. no se afanen en impedir su sufrimiento, mas bien estén atentas para acompañarlos cuando esto suceda sabiendo que están creciendo.

No teman a las elecciones que sus hijos hacen cuando crecen. Tus resistencias y miedos proyectados sobre ellos pondrán una venda en sus ojos y ellos actuarán llevándote la contra sin poder distinguir la vía correcta. Déjalos ser y experimentar mientras los acompañas en la oración, para que llegado el momento dejes salir la palabra justa, aquella que proviene del juicio divino que les abrirá un panorama de verdad y buenas elecciones para sus vidas.

Recuerden siempre que sus hijos son hijos del Universo al que hemos llamado Dios. No teman por ellos pues la vida se encargará de que tengan lo que necesiten, y no olviden que sus necesidades incluyen experiencias a veces dolorosas porque así se aprende a distinguir el acierto del error. Recuerden que su responsabilidad con ellos es ser el puente para que las cosas les lleguen oportunamente. Sean entonces un puente amplio, sólido, seguro y amoroso, no duden y confíen en que la inteligencia divina universal siempre estará operando en todo y en cada situación.

Queridas Madres, Uds. son el pilar de hogar que anhelaron construir un día, no permitan que el anhelo de un hogar amoroso, de dulces aromas, buen entendimiento, juegos y celebraciones quede relegado por debajo de las obligaciones y estándares que impone la sociedad, no permitan que la rutina y malos hábitos contaminen su sueño, no permitan que el trabajo les canse y agobie al punto de quitarle el sabor a su existencia. Sus hijos las necesitan contentas, agradecidas y entusiasmadas con la vida, procuren entonces estar bien para realizar el sueño del hogar y si descubren que algo en Uds. no anda bien, “busquen sanar”, no pierdan el tiempo queriendo que las cosas cambien sino mas bien comiencen por cambiar Uds.

Dejen ir a sus hijos amorosamente cuando llegue el momento de su partida, y acompáñenlos con sus buenos pensamientos y bendiciones. Proyecten siempre luz divina sobre ellos y tengan la certeza de que serán sus madres por siempre, porque todo lo vivido estará escrito en sus corazones y en el libro de la vida.

A las madres adoptivas el doble de bendiciones, sepan que el encuentro de Uds. ha sido concebido por ambos en el cielo. Vuestros hijos son los mismos hijos de universo que han llegado por otra vía a cumplir el propósito de vida que ambos se han planteado para esta vida.

No pierdan la oportunidad de compartir esta sabiduría con las madres mayores que ya han cumplido su misión, verán que ellas están llenas de esta verdad y muchas más. Les mando un abrazo lleno de bendiciones, que pasen un hermoso día junto a sus hijos.

Alvaro Scaramelli

11 comentarios:

Maritza Donoso dijo...

Gracias Alvaro, hoy puedo decir y sentir que soy feliz de ser madre, de la maravillosa oportunidad que me dio la vida, y tambien de la oportunidad de cada dia aprender a ser mejor mama, Cariños y bendiciones a todas las mamas y en especial a la mia.

Anónimo dijo...

Soy muy afortunada de tener estos maravillosos hijos, lo mismo sienten nuestras queridas madres. Gracias Alvaro por la energia que nos ensenas y entregas para nosotras poderla traspasar. Un abrazo.
Veronica Arellano Riquelme

PATRICIA dijo...

QUE LINDO POSTEO.....ES VERDAD ESTA ES NUESTRA MISION Y YO ESTOY FELIZ POR LA OPORTUNIDAD DE PODER VIVIR LA EXPERIENCIA DE SER MADRE Y TAMBIEN DE CONSIDERARTE UN AMIGO MUY QUERIDO SIEMPRE PRESENTE A TRAVES DE TUS PALABRAS.UN ABRAZO

galville@gmail.com dijo...

Gracias Alvaro, soy una madre orgullosa y feliz abuela, para mi fue un regalo de Dios el ser madre del único hijo que tuve y maravillada de mis nietos, quienes me enseñan lo que es el amor profundo y sincero. Felicidades a todas las mamas del mundo. Cariños y bendiciones
para ti Alvaro
Gloria Alville Virumbrales

Anónimo dijo...

GRACIAS POR TAN BELLAS PALABRAS
AGRADECIENDO A DIOS LA OPORTUNIDAD DE SER MADRE.
SU MENSAJE SR ALVARO NOS LLEVA A
ANALIZARNOS EN ESTE CAMINO .
MUCHAS GRACIAS.

ROSA ELENA dijo...

COMO SIEMPRE LINDO LO QUE ESCRIBES, MUCHAS GRACIAS ALVARO.

Valentina dijo...

Gracias, querido Álvaro.

Anónimo dijo...

Que lindas tus palabras, soy de las pocas que ignoran a los pediatras que hoy dicen "lo mejor es sacarlo de su cama lo antes posible, antes que tenga juicio" Pfffffffffff No saben como separan afectos, amores, vínculos maravillosos que solo el contacto piel a piel se nutren.

Gracias por compartir tu amor al ser humano, hace poco fui a una sesión de cuencos; la que disfruté muchísimo, y me dí cuenta que las haces por amor y no por lucrar con este don que el universo te regaló.

Felicidades y paz.
Andrea.

Anónimo dijo...

Alvaro ya esta tu libro a la venta y no nos avisastes .......pero bueno ya lo estoy leyendo .....espero conectarme con tu sabiduria ....saludos

Anónimo dijo...

que suerte tuve al encontrar el saludo que hiciste a las madres, ya que me sentia un poco fracasada como madre. gracias por tu mensaje.

Deva... dijo...

Gracias por ese gran sentir que transita envuelto en tus palabras.

El 06 de marzo del año 1982 fui bendecida por la llegada de mi unico hijo Rodrigo y algo en mí se transformó. El 24 de marzo de 2010
Rodrigo volvio a la Fuente y algo en mi se volvio a transformar. Cada palabra de este texto resuena en mi alma y me doy cuenta que lo hice bien...
Hoy mi hijo vive en la Luz y mi maternidad se abre para acoger a la humanidad que vive en cada hombre, cada mujer, cada niño, cada joven, cada anciano, cada anciana...
Un hijo no muere...Como no mueren las hojas de los arboles en invierno...solo que hoy el brote, la flor y el fruto estan dentro de mí, y se manifiesta en Amor, en Confianza y Gratitud.
Honro su presencia en mi vida aceptando su partida y su destino...
Ser madre, es generosidad...Ser su madre es el regalo de la Vida, es el canto de Dios en mí.

Amor y Paz para todos,
Sofia