miércoles, 22 de septiembre de 2010

SANARTE: Las enseñanzas de Jesús místico.

Estimad@s Amig@os,

En esta oportunidad quisiera compartir con Uds un capitulo de mi nuevo libro a modo de posteo, espero que lo disfruten:

Capitulo 7

Yo Soy la vida


Si has seguido detenidamente mis reflexiones, al leer a Jesús en el Nuevo Testamento llegarás a algunos episodios donde te sentirás confundido, cuando Él dice: "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí", de hecho estas palabras son las que han sido interpretadas de manera equivocada, atribuyéndole a Jesús ser el camino angosto o el único camino para llegar al Padre. Digo que te sentirás confundido porque hemos estado hablando de que cada uno de nosotros somos hijos del Padre y tenemos comunicación directa con Él, así que ¿Qué significado tiene que Jesús se atribuya ser el único camino?

Quizás aquí radica uno de los topes más importantes que tiene el cristianismo, como dije anteriormente, muchos textos fueron eliminados y los escogidos tenían en común una historia coherente entre sí, pero sobre todo dejaban para la interpretación la idea de que Jesús es divino por sobre todo ser en la tierra, sólo Él tiene la potestad del Padre y solamente a través de Él se puede llegar al cielo. Probablemente aquí hubo una manipulación de la información con el fin de no otorgar poder a los hombres, pero como hemos visto en sus enseñanzas no es así, Él posee un conocimiento acerca del Padre que nos libera precisamente de esa idea. Esa el la verdadera salvación de Jesús, el sacarnos de la imperfección, Él vino a hacer verdadera la frase del antiguo testamento "Dioses Sois"... vino a hacer verdadera la frase de que Dios nos creó a su imagen y semejanza.

¿Te has preguntado, porqué Jesús no usó su nombre para indicar el camino?, ¿Por qué no dijo sólo a través de mí, Jesús de Nazaret, conocerás al Padre?, ¿Por qué utilizaba nombres que no lo indicaran o individualizaran, sino que usaba nombres genéricos que empoderaba al que lo mencionara, como hacerse llamar "El Hijo del Hombre" o "Yo Soy"?

Ciertamente aquí se encuentra oculto un gran secreto. Un secreto que ha sido develado en metafísica y que yo quiero develar de las propias palabras de Jesús.

¿Cuál es el nombre de Dios?

“Solamente hay un nombre que no pronuncian en el mundo; el nombre que el Padre se da a sí mismo en el Hijo. Él lo exalta sobre cualquier otro nombre. Pues el Hijo no se convertirá en el Padre a menos que se le diera el nombre del Padre. Cada uno de ellos es realmente llevado a pensar interiormente en este nombre existente, pero no lo pronuncian. Pero quienes no lo tienen, tampoco lo piensan. Pues la verdad engendra estas palabras en el mundo para nuestro bien. No sería posible aprenderla sin palabras” (Felipe)

Sólo una vez en la Biblia Dios se identifica con SU NOMBRE. En el pasaje de la zarza ardiente Moisés le pregunta cual es tu nombre y Dios le responde: "YO SOY EL QUE SOY". Así responderás a los hijos de Israel, "Yo Soy" me ha enviado a vosotros... Este es mi nombre para siempre, este es mi memorial para todos los siglos" (AT)

¡ESTE ES MI MEMORIAL PARA TODOS LOS SIGLOS!


El nombre de Dios es “YO SOY”... ¿No te parece tremendamente significativo, inteligente y apropiado?... YO SOY... vaya nombre...y resulta que después viene Jesús y nos dice que todos somos ese Dios... una misma fuente para cada manifestación individual. Si te pregunto: ¿Cómo se llama Dios?... Respóndeme: "YO SOY" y comprenderás la clave.

"Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, Yo Soy". (NT)

"Unos decían: Él es; y otros: A Él se parece. Él decía: Yo Soy" (NT)

Decía "Yo Soy" porque es su conciencia divina la que habla, Él sabe que está conectado y Dios se expresa en Él. "Jesús le dijo: Yo Soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí". (NT)

¿Por dónde?... ¿Por Jesús o por Yo Soy?

YO SOY es el camino... el camino es reconocer quien eres, sólo si reconoces que Dios es en ti y tú eres en Dios tienes la llave para entrar en el Reino.

"Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto". (NT)

Jesús habla de su Padre, que también es nuestro Padre, “Pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas” (NT)

Claro, ¿Cómo iban a conocer estos misterios del cielo, del reino y del Padre, sino escucharan la información de alguien que conocía el secreto del YO SOY?. No es por Jesús Hombre que conocen al Padre, es por Jesús Hijo, el Hijo del Hombre que es su conciencia iluminada, y es con esa conciencia que dialogan los discípulos. Jesús, el hombre que hablaba desde la carne ha desaparecido, quien les instruye y les habla de los misterios es Dios (Yo Soy) que ha despertado o nacido en Él.

"Yo soy el pan de vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron. Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de él come, no muera” (NT)

“Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y El pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo". (NT)

"Yo vine al mundo para dar de comer al hambriento con el pan de la Sabiduría, para dar de beber al sediento de las aguas puras; para mostrarte la luz y darle calor al desnudo y para que respire el hálito porque SOY LA VIDA". (Judas)

Yo Soy, es el fruto del árbol del conocimiento que da vida eterna, no el alimento material si no el alimento que es conocimiento, el conocimiento que te libera, Yo Soy es el alimento verdadero, el alimento verdadero es el "Yo Soy". Yo daré mi carne para que sepas que no eres la carne, para que tengas conocimiento de que la vida es antes, durante y después de la carne.

"Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida". (NT)

"Así vosotros comprenderéis que la Verdad es mi Padre. Cuando la hayáis encontrado, Ella no os dejará sombras ni en vuestras mentes, ni en vuestros corazones, por lo tanto, comprenderéis que YO SOY LA LUZ". (Judas)

La luz es la conciencia, menor conciencia es mayor oscuridad, mayor conciencia más luz, la conciencia total es luz total. Si tienes el conocimiento del YO SOY, eres la luz.

"Cuando Jesús les dijo: Yo soy; retrocedieron, y cayeron a tierra". (NT)

¿Por qué cayeron a tierra los que lo buscaban la noche que lo arrestaron y se identificó como "YO SOY"?... ¿Qué fuerza encierra esa palabra que derriba a los que la escuchan?... No levantó la mano y dijo ¡hey!...aquí estoy cuando preguntaron por su nombre, dijo con empoderamiento absoluto YO SOY y ellos cayeron al suelo.

Jesús dijo, "Yo soy del Uno que está completo, se me otorgaron los bienes de mi Padre."

Salomé dijo. "Yo soy, tu discípula."

Jesús dijo, "Por esto digo: El que esté íntegro será llenado de luz, pero el que está fragmentado será llenado con oscuridad" (Tomás)

El que esta fragmentado es el Hombre desde que comió del fruto prohibido y su conciencia se dividió, el que está completo es el Hijo del Hombre, aquella conciencia nacida de la dualidad y que se ha completado porque ha comido del fruto del Árbol del Conocimiento.

Jesús les dijo. "Cuando hagáis que los dos sean uno, cuando hagáis lo interior como lo exterior y lo exterior como lo interior, y lo de arriba como lo de abajo, cuando hagáis de lo masculino y lo femenino una sola cosa, de tal forma que lo masculino no sea masculino y lo femenino no sea femenino, cuando hagáis ojos que reemplacen el ojo, una mano que reemplace la mano, un pie que reemplace el pie, y una imagen que reemplace la imagen, entonces entraréis en el reino." (Tomás)

Hay una constante en las enseñanzas de Jesús, habla de la dualidad entre el espíritu y la materia, habla del "novio" o "esposo" refiriéndose a su propia presencia con su conciencia divina, que está de paso entregándoles esta información del Reino y que partirá, porque sabe que cuando Él ya no este en la tierra cada uno tendrá que completarse así mismo, o sea, comprender todo lo que Él les ha enseñado pero en experiencias propias; mientras tanto nos dice que nos preparemos, que purifiquemos nuestra vida de acuerdo a sus enseñanzas para estar listos en el momento en que la conciencia divina llegue a nosotros. Para esto usa la expresión "estar vestidos de novios" para cuando llegue el momento. Metafísicamente hablando, una persona que adquiere conciencia, va adquiriendo más claridad y conexión entre sus cuerpos sutiles que llamamos Aura, de alguna manera, el vestirse de novios probablemente representa adquirir o activar estos cuerpos sutiles.

Él sabe que sus discípulos no están iluminados, sabe que requieren un trabajo personal para que se completen y puedan expresar auténticamente el YO SOY. El hecho de que Jesús esté iluminado, ilumina a quienes comparten con Él, ¿Cómo podría cualquier persona comprender estos misterios sin una presencia iluminada al lado?, y les advierte que ésta iluminación, ésta conciencia divina, volverá en los últimos tiempos. Volverá el Hijo del Hombre, volverá en los últimos días, pero ¿Quién volverá?... ¿Jesús, o llegará la conciencia de unidad a la humanidad? Como sea, los humanos tendremos comprensión divina porque nos estaremos completando a nosotros mismos.

"La luz con la oscuridad, la vida con la muerte, la derecha con la izquierda, son hermanos entre sí. No es posible separar los unos de los otros. A causa de esto, ni es bueno lo bueno, ni son malos los malos, ni es vida la vida, ni es muerte la muerte. Así cada individuo será soltado a su propio origen desde el principio. Pero quienes han sido exaltados por encima del mundo son indisolubles y eternos". (Felipe).

Quienes han sido exaltados, quienes se hayan hecho conscientes de su divinidad en la vida terrenal, podrán acceder a seguir un camino ascendente. En la parábola de las diez vírgenes dice que hay que estar preparados porque vendrá el esposo, y sólo tomará a aquellas almas que hayan sido sensatas y "tengan" lo que se requiere para el matrimonio celestial. Este tipo de parábolas esconden profecías perturbadoras como el final de los tiempos que analizaremos más adelante, pero que nos dejan ver que vivimos en una dualidad que requiere ser completada para acceder a la Justicia de Dios.

La Omnipresencia de Dios


Dijo Jesús: «Yo soy la luz que está sobre todos ellos. Yo soy el universo: el universo ha surgido de mí y ha llegado hasta mí. Partid un leño y allí estoy yo; levantad una piedra y allí me encontraréis» (Tomás)

El Yo Soy explica la omnipresencia de Dios, ¿De qué otra manera se explicaría?, lo que significa que está en todas partes. Aquí puedes comprender la omnipresencia de Dios como “el cielo” que estudiamos al comienzo en lo inmanifiesto y manifiesto, dentro del átomo, en el átomo y fuera de él. Fíjate lo sugerente de la frase “Yo soy la luz que está sobre todas las cosas”, como vimos, todas las cosas están formadas por átomos y los átomos por cargas eléctricas, y estas cargas emiten LUZ. Aunque nuestros ojos no sean capaces de ver la luz que hay en todo, un científico te podrá decir que es cierto… todo emite luz.

El Yo Soy explica las enseñanzas de Jesús cuando decía que el Padre conocía nuestras necesidades. El problema nuestro es que cuando hablamos de necesidades creemos que se trata de lo que concientemente creemos necesitar, pero la omnipresencia de la conciencia universal sabe mucho más que eso, sabe, porque eres tú mismo, qué desafíos necesitas enfrentar para aprender y expandir tu conciencia, de manera que incluso sabe que necesidades expresadas por tu intelecto no serán satisfechas a fin de que vivas una experiencia.

Tu conciencia divina sabe qué cosas MALAS te tienen que pasar para que comprendas la vida y a Dios. No se puede comprender la omnipresencia si nosotros fuésemos criaturas separadas de Dios, salvo que pienses en la telepatía, situación que aun estaría incorrecta ya que la telepatía se explica científicamente como el traspaso de información entre dos seres aparentemente aislados, pero que están unidos por un entramado cuántico lo que les otorga unidad.

Aquí van algunas frases de Jesús que refuerzan esto:

"Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público" (NT)

"No hay nada escondido que no deba ser descubierto, ni nada tan secreto que no llegue a conocerse y salir a la luz." (NT)

"Por el contrario, todo lo que hayan dicho en la oscuridad será oído a la luz del día, y lo que hayan dicho al oído en las habitaciones será proclamado desde las azoteas." (NT)

"No os afanéis…, vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas" (NT)

¿Que ley de la justicia de Dios encontramos en este capítulo?

La “Ley de la Unidad”, o ley de la omnipresencia de Dios. Toda la creación es un mismo ser, todo viene del todo y todo vuelve al todo, cada creación individual es una expresión del todo, puede no saberlo pero aun así pertenece al todo. El que sabe esta verdad adquiere la conciencia del todo y todo lo puede hacer. El todo se expresa en su creación humana bajo el nombre YO SOY. En Metafísica se comprendería esta ley bajo el primer principio universal del Kibalión que es “Todo es Mente”.

"Yo soy del Uno que está completo" (Tomás)

"Así vosotros comprenderéis que la Verdad es mi Padre. Cuando la hayáis encontrado, Ella no os dejará sombras ni en vuestras mentes, ni en vuestros corazones, por lo tanto, comprenderéis que YO SOY la luz". (Judas)

“Interpela Judas y le dice: "Maestro, si eso es así, cuando Usted se retire, ¿quién tendrá la Palabra que viene de su Padre?".

Contesta el Maestro: "YO SOY LA PALABRA. El que encarne la Palabra me tiene a Mí”

El Yo representa la individualidad y el SOY representa el ser, que es la totalidad y la unión de todas las partes individuales, de manera que cuando dices Yo Soy, debes expresar en tu conciencia ambas experiencias del ser, dices YO inhalando, sintiendo tu cuerpo, tu vida y todo lo que se asocia a ella, luego exhalas y dices SOY, incorporando en tu ser a todo el universo, todo el planeta y todo lo que te rodea. Luego inhalas el SOY y exhalas el YO (se invierten). El YO son tus pulmones el SOY son los árboles y las plantas que reciclan y purifican tu aire contaminado, siendo tu a la vez el SOY de los árboles y ellos su YO, ya que para las plantas tu aire contaminado es vida, es lo que necesitan y su desecho, lo que a ellas contamina, es el oxigeno que tu necesitas.

8 comentarios:

Patricia Cubillos dijo...

muy lindo como siempre y muy acertivo...un beso y gracias por estas palabras tan hermosas.

elisa dijo...

se que leer la palabra...me hace ser un mejor yo soy...
trabajo dia a dia para lograrlo...
y en mi corazón siento regocijo.

María Soledad dijo...

Alvaro: ya naciste de nuevo, tienes que estudiar mas la Biblia,te lo digo porque cada palabra que digas ellas te juzgaran cdo. estés ante la presencia de YO SOY, hay dos caminos, el estrecho y el ancho el estrecho es Jesús el personaje histórico, Dios en tres personas por si te atreves www.obrerofiel.org estre orando para que Dios habra tiu entedimiento y puedas ser su hijo.

Anónimo dijo...

Hermoso, me encanto lo que acabo de leer!!

Anónimo dijo...

"Yo soy El Tu eres El"todos somos una energía creada por Dios,nuestro padre por ende somos todos hermanos y eternos como El.Un mensaje para ti con humildad y amor.

César dijo...

gracias por tus palabras de paz, es bueno aterrizar, bajar de esta loca autopista preferente al desequilibrio a la insensatez, hacía tiempo que no sabía de ti, que bueno es encontrarte así, saludos Alvaro

veronica castro riquelme dijo...

Pasaba por una prueba y con estas palabras e vuelto a mi camino...intento ser la que fui y ser mejor ser cada día.
Yo soy
bendiciones

veronica castro riquelme dijo...

Pasaba por una prueba y con estas palabras e vuelto a mi camino...intento ser la que fui y ser mejor ser cada día.
Yo soy
bendiciones