martes, 22 de marzo de 2011

No hay nada oculto que no haya de ser manifiesto

Querid@s amig@s, a propósito del tema que hoy inquieta a la opinión publica en nuestro país respecto al “Padre” Karadima y el mundo católico, cito este maravilloso texto de Jesús respecto a estos tiempos que estamos viviendo: “No hay nada oculto que no haya de ser manifiesto, ni secreto que no haya de ser conocido y salga a la luz”. Con esta enseñanza Jesús aliviaba el corazón sufriente de sus seguidores que clamaban por justicia en la tierra en contra de quienes hipócritamente se ocultaban tras envestiduras de poder y santidad ejerciendo el mal. Sin embargo, Jesús no era el justiciero que todos esperaban, no al menos como nuestra mente humana quisiera, él estaba por sobre el bien y el mal, una condición a la que llegan todos los grandes sabios místicos e iluminados que dejan de ejercer el juicio sobre los hombres ya que se vuelven concientes de una verdad suprema que trabaja en una temporalidad distinta a la de nuestras urgencias y deseos de venganza, una verdad que tiene que ver con esta profunda enseñanza que va mas allá incluso de nuestra vida en la tierra.

Jesús sabía que llegaría el tiempo en que la luz llenaría los rincones más oscuros y las personas tendrían la posibilidad de purificar sus vidas haciendo frente a sus miedos y debilidades, algo que hoy en día la ciencia avala cuando explica que el cambio en el magnetismo de la tierra afecta nuestra conciencia, lo que se traduce como una capacidad de comprender la vida de manera mas flexible y abierta, y que también se ve reflejado en que muchos sistemas rígidos de creencias hoy estén colapsando y dando lugar a una visión de la vida y la espiritualidad de una manera mas amplia y libre.


Jesús era conciente de las leyes del universo, él sabía que en nuestro paso por la tierra, mientras hacemos el ejercicio de aprender a administrar nuestra libertad, vamos dejando huellas y frutos, él estaba plenamente conciente del principio universal de “Causa y Efecto” que dio a conocer como “ley de la siembra y la cosecha”… que hoy nos hace mas sentido que nunca al hacerse visible un silencio que hoy está sacudiendo la alfombra de muchas iglesias y sacará a la luz a los falsos profetas, tal como fueron descritos por el mismo Jesús hace 2000 años: “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis”.

Sin embargo el propósito de mi posteo no es el de echarle mas tierra y bailar sobre la alfombra, si no que utilizar este escenario para develar ese Lobo que hay dentro de cada uno de nosotros, porque el verdadero desafío en la vida es que cada uno pueda salir de las tinieblas para expresar la naturaleza perfecta de Dios que hay en nosotros. Cuando digo Lobo es porque la dualidad es parte de nuestra naturaleza humana y es nuestro deber llenarla de conocimiento (conciencia) en este viaje de aprendizaje de la vida tal como la conocemos, y nadie esta a salvo de esta manifestación proveniente de algún miedo profundo, soledad, abuso, celos, resentimiento, etc… que en algún momento nos hace ser “victimas o victimarios” en mayor o menor escala ya sea siendo protagonistas o encubridores del error humano, salvo que trabajemos intensamente en nosotros mismos para dominar a esta bestia.

Apuntar con el dedo acusador al Lobo cuando se le ha identificado fuera, siendo espectadores de todo esto, no tiene nada de valentía y no genera ningún beneficio para nadie. Solo te creas la ilusión de que se ha hecho justicia y respiras complacencia por algo en lo que no has intervenido. La verdadera valentía en este caso es la de las victimas involucradas que están venciéndose a si mismos, dominando al Lobo interior que se dejo abusar y callo por años por miedo al que dirán, dando un paso gigantesco en la adquisición de conciencia. Al igual que ellos tu también tienes la oportunidad de hacer una revisión interna y participar de estos hechos APORTANDO, y la manera correcta de hacerlo es no polarizarte, vertiendo amor y compasión por los involucrados en este caso y haciendo una revisión de tus propias sombras, porque si hay un vicio que crea verdadero sufrimiento en la vida es la “mentira piadosa”, ese ocultamiento de una verdad con la excusa de no herir a alguien cuando en realidad lo que haces es dañar en gran escala, porque las mentiras u omisiones, por pequeñas que sean van contaminando el ambiente y distorsionando la realidad en que vives ya que se crean sistemas viciosos de vida en torno a ellas. La verdad aunque duela, aunque nos deje mal parados siempre será creativa, sanadora y generadora de crecimiento. James Hamilton pensó durante años que si contaba la verdad sería condenado socialmente y finalmente descubre que la verdad lo pone en un lugar totalmente distinto, hoy se le agradece su valentía, se le respeta y se le valora. Muchos llevan un James Hamilton adentro, no necesariamente con connotaciones de abuso sexual, las mentiras y omisiones son de todo tipo y todas dañinas. Muchos deberían enfrentarse a si mismos y sacar a la luz lo que los ha inquietado por años. Hoy es el tiempo para hacerlo, el cambio en el magnetismo de la tierra que sostiene la conciencia lo esta permitiendo, es por eso que Jesús dijo que en estos tiempos lo oculto sería revelado, porque hay un tiempo para todo y hoy es el tiempo para purificarnos.

Estimad@s amig@s, las fuerzas magnéticas que sacan a la luz lo negativo y sucio también están jalando de tu conciencia para que tomes una posición y desde esa trinchera dispares juicios a tus adversarios sembrando discordia y confusión a tu alrededor, buscando complicidades que avalen tus propios miedos y prejuicios y que probablemente terminen ocultándote una verdad mas trascendente que esta a punto de serte revelada. Querid@s, si hay alguien frente a ti a quien estas disparando tus dardos ponzoñosos debes reconocer que ESTAS EN UNA TRINCHERA y debes reconocer que lo que te polariza es una vieja herida, un sistema de creencias prejuicioso o alguna venganza y si estas polarizado te estas perdiendo el panorama completo de la vida, aquel que se observa desde el punto de equilibro, justo en el medio del campo de batalla y sin miedo de ser herido por las balas y flechas que lo cruzan de uno y otro lado.

Por años se ha pensado y enseñado que en la vida hay que tener una postura, que hay que polarizarse de algún modo y tomar partido para ser consecuente con los principios y yo les digo que eso es solo en parte verdad, ya que la dinámica de la evolución y el aprendizaje funcionan desde ahí, pero debes considerar también la posibilidad de participar de los eventos de una manera distinta, sin disparar dardos y al mismo tiempo sin perder tu identidad y valores que es justamente el lugar desde donde actuaba Jesús y desde donde emanaban sus enseñanzas.

Si te sientes agredid@ por las declaraciones de Hamilton y buscas excusas para justificar a Karadima o sus encubridores debes revisar tu interior y ver que hay de ti en todo eso o que sistema de creencias te niegas a cambiar. Si te has desilusionado de la iglesia no la culpes a ella ya que hay mucha gente valiosa que ha ayudado, guiado y sanado a millones de personas bajo su alero, comprende que se trata de personas equivocadas dentro de un sistema y lo mas importante es que no niegues la enseñanza de Jesús, si te acomoda, a él lo puedes descubrir sin intermediarios ya que su palabra y enseñanzas son anteriores a las organizaciones hechas en su nombre. Si estas apuntando tus dardos a una clase social, revisa tus resentimientos, hay algo provechoso que puedes sacar de todo esto.

Llénate de amor por el proceso humano de aprendizaje, bendice a las victimas y pídele al Padre que perdone a los victimarios, porque aunque no lo creas… por muy concientes que estén desde el punto de vista humano… desde el punto de vista divino, tal como dijo Jesús de sus asesinos… ”no saben lo que hacen”.

Felicidades para aquellos que transitan por el campo de batalla sin miedo y sin juicios…. ¡¡Ojo!!… los cielos se están abriendo para todos pero la escalera esta justo en el medio.

Alvaro Scaramelli

8 comentarios:

Manuel dijo...

Alvaro: una vez más estás"dando en el clavo" con tu posteo. Que falta nos hace el poder ser más "equilibrados" en nuestros juicios y apreciaciones. Gracias por tus palabras.

koka dijo...

Eres un ser generoso... Es bueno poner las cosas en su justa dimensión...y también es sano poner la verdad siempre por delante, sin importar las pérdidas terrenales que de esa verdad puedan resultar... Siempre será mas importante nuestra propia dignidad!!! Como siempre... te felicito!!!!

Anónimo dijo...

LA VERDAD ES QUE EN MUCHAS OCACIONES ME HE SENTIDO DENTRO DEL CAMPO DE BATALLA. QUIZAS ATACANDO O SIENDO ATACADA. TUS PALABRAS ME HAN HECHO PENSAR Y PODER ENCONTRARME CONMIGO MISMA Y NO JUZGAR A LOS DEMAS. AMO A JESÚS Y ÉL PARA MI ES LO MAS IMPORTANTE. LE DOY GRACIAS CADA DIA POR TODO LO QUE HACE POR NOSOTROS Y LE PIDO A LA VEZ POR QUE SE ACABE TANTA MALDAD. TUS PALABRAS ME LLEGARON AL ALMA Y HAN SERVIDO PARA DARME CUENTA DE COSAS QUE ANTES NO LO HABIA HECHO. GRACIAS POR SER TAN INTELIGENTE Y ENTREGAR TUS CONOCIMIENTOS, YA QUE NOS ESTAS AYUDANDO INTERIORMENTE.

Kamala dijo...

Fantástico. Gracias. Realmente es momento de una vez por todas de reconciliarnos con nosotros mismos.De aceptarnos y amarnos tal y como somos. Y sobre todo, de permitirnos Ser... sin miedo al juicio, sin miedo a consecuencias aprendidas, limitantes y pura fantasía en realidad... Permitirnos ejercer nuestra Libertad de Ser, respetando la Libertad de Ser de los que nos rodean. Un abrazo y gracias por compartir :)

Mónica dijo...

Con mucho dolor comparto...has escrito casi exactamente lo que he estado rumiando interiormente estos últimos días. Sin embargo, si hay alguna iglesia a la que yo quiera defender es a la de los primeros cristianos, a la que hacemos "nosotras",pues tengo la suerte de reunirme todos los jueves con un grupo de amigas a orar, invocando al Espíritu Santo, emulando aquella antigua iglesia en la que se honraba al individuo como recipiente sagrado e instrumento del Espíritu Santo: la única forma de Dios en la que creo, la de la experiencia del Dios Vivo de los primeros cristianos.
Haciendo Sagrado lo Cotidiano:
www.monicadesimone.cl

Roxana dijo...

Gracias Alvaro, es tan fácil juzgar y tan dificil perdonar, nosotros mismos somos los culpables de dejarnos llevar en esta vida por el odio, la venganza, el egoismo. Estamos mas preocupados muchas veces de lo que hace el otro que de nosotros mismos,debemos vivir en paz, ayudar a los demás, y muchas veces sólo necesitan alguien que los escuche.
Gracias por compartir tus palabras y hacernos pensar en lo realmente valioso de esta vida.

janytamoon dijo...

Gracias una vez mas Alvarito ,por tu generoso corazon , por tu bella alma llena de paz y por ser una angelito en mi vida bendiciones para ti ,TQM , nunca dejes de escribir....

Anónimo dijo...

GRACIAS! TUS PALABRAS HAN LLEGADO EN EL MOMNTO JUSTO A MI VIDA! M ENCANTA STA REFLEXION... Llénate de amor por el proceso humano de aprendizaje, bendice a las victimas y pídele al Padre que perdone a los victimarios, porque aunque no lo creas… por muy concientes que estén desde el punto de vista humano… desde el punto de vista divino, tal como dijo Jesús de sus asesinos… ”no saben lo que hacen”.