jueves, 7 de agosto de 2008

La Ley de Atracción


Esta ley dice que en todo lo que te enfocas en la vida es lo que te atraes para tu vida. El problema es que generalmente no sabemos cómo enfocar y eso nos trate exactamente lo contrario a lo que queremos. Lo otro que no sabemos es que el enfoque de cada uno se ordena a partir de nuestro interior, de manera que nuestra realidad será tan sana o insana dependiendo de cómo estemos por dentro.


Cuando a uno le gusta algo, habla de ese algo y ve constantemente ese algo, es finalmente eso lo que llega a su vida. De manera que si yo hablo de que no tengo dinero y solo veo las cuentas bancarias de los demás llenas y la mía vacía, simplemente me estoy atrayendo esa realidad a mi vida. Lo mismo pasa con la enfermedad, la soledad, etc. …

Recuerdo que una vez ví un capitulo de los Simpson donde Homero era aconsejado por su padre que le decía “Hijo, aspira al auto chocado y la casa arrendada y siempre serás feliz”, en ese momento le encontré mucho sentido ya que pensaba que mientras más altas fueran nuestras aspiraciones mayor sería la infelicidad al no conseguirlas. Bueno, también recuerdo que en esa época pasaba con el auto chocado todo el tiempo.

La vida que llevas hoy tiene muy poco que ver con tu educación, tu familia o tu apariencia física ya que en algún punto se te ha dado la oportunidad de cambiar la forma de enfocar tu atención y dejar de culpar al pasado y lo que te pasa como una excusa.

La ley de atracción es la responsable a que tendamos a relacionarnos con gente que piensa como nosotros, gente de nuestro mismo nivel social y que tiene nuestros mismos gustos e inclinaciones.

Hay tipos que no tienen ningún atractivo físico, sin embargo las mujeres se derriten por ellos y si les preguntas que hacen te darás cuenta de que se tienen una gran autoestima con respecto a las mujeres, se sienten atrayentes.

Si queremos cambiar algo de nuestra vida, tenemos que cambiar nuestra manera de enfocar lo que deseamos. Por ejemplo, si yo no tengo dinero, no saco nada con buscar la forma de que éste llegue desde afuera, desde situaciones que yo no controlo, lo que debo hacer es preguntarme ¿Qué puedo hacer para conseguir más dinero? entonces la ley operará desde nosotros mismos.

Tenemos un poder único e ilimitado que no sabemos usar correctamente y que es el que determina nuestra realidad y por ende nuestra felicidad en la vida.

En San Mateo 13,12 / 25,29 dice: dice “Porque se le dará a aquel que tiene y tendrá abundancia, pero aquel que no tiene se le quitará incluso lo que tiene” y en San Lucas 9,18 / 19,26 dice: “Cuidado con la manera con que escucháis, porque a aquel que tiene se le dará y a aquel que no tiene incluso lo que tiene le será arrebatado”

¿Que significa esto?... ojo con las interpretaciones porque el texto es bastante claro y explica esta ley, el mismo Lucas te advierte “cuidado con la manera….” ¿Por qué crees que a los ricos les cuesta tan poco hacer dinero?, de modo que si cambias tu enfoque de la vida puedes salir del círculo de carencias materiales, y a eso se le llama abundancia.

La abundancia es tener aquello que necesitas día a día y no con la riqueza o que te sobren las cosas como algunos piensan, la abundancia es parte de una ley espiritual que dice que todo ser humano tiene derecho a reclamarla y esto tiene que ver con la fe. Nuevamente creer es parte del desafío, ya que si no creemos que esto pueda ser posible… por supuesto… ¡no lo será!

Si dejas de poner atención en lo que no tienes, y en su lugar pones atención en cómo obtener aquello que quieres, cambiará tu realidad. También hablamos de esto en el posteo aquietar la mente y les hablé de la película “The Secret” que habla de lo mismo.

A cualquier cosa que le prestes atención lo estás incluyendo en tu vida y valga eso para todo, las personas que te caen mal, las personas que te provocan algo negativo, el auto que se hecha a perder constantemente, las enfermedades, etc…

Solo piensa un instante cuando te enfermas, ¿En qué te enfocas? en la enfermedad o en la salud?, ¿De que hablas cuando estas enfermo?, ¿A qué le estas prestando atención?


Una vez leí que la madre Teresa de Calcuta (premio Novel de la Paz) fue invitada a una manifestación en contra de la guerra y ella se negó. La explicación que dió es que ella no estaba dispuesta a colaborar con una manifestación que hable de la guerra ya sea en contra o a favor ya que se trata de lo mismo, aunque se hable en contra de algo, lo estas potenciando. Ella dijo en esa ocasión que si la invitaban a una celebración a favor de la Paz iría encantada.

“El soldado que fue a la guerra temiéndole a la muerte fue el blanco perfecto de las balas en el campo de batalla, en cambio el soldado que fue sabiendo que regresaría a casa nunca fue blanco de ninguna bala”, ese texto lo leí en alguna parte hace muchos años, y ahora me hace sentido al escribir estas líneas, pues se trata de lo mismo.

El temor funciona de la misma manera, nos atraemos aquello que tememos y después nos quejamos de la mala suerte o reaccionamos diciendo “sabía que iba a pasar eso, lo sabía”. Entonces… ¿qué se puede esperar de aquellas personas que viven temiendo que sus hijos se enfermen?... ¿Qué se puede esperar de aquellas personas que piensan que nunca les va a alcanzar para pagar las cuentas?

En el tema del dinero esta ley se aplica claramente y para esto voy a poner un par de ejemplos:

Hace poco salieron los teléfonos celulares, las primeras cuentas nos dejaban a todos desestabilizados ya que todavía no habíamos “internalizado” ese gasto en nuestras vidas, sin embargo al pasar los años y al transformarse en una necesidad, la cuenta para la mayoría se “paga sola”, y no me refiero a que alguien la pague si no mas bien a que ya entró en el sistema de gastos y necesidades diarias que nuestro poder de atracción hace cumplir día a día.

Lo mismo pasa con los préstamos, de pronto debemos algo y justo llega ese algo para pagarlo, incluso me atrevería a decir mas… si nos endeudamos correctamente, y aplicamos esta ley en forma favorable, llegará el dinero justo para pagar las cuotas, y esto es tan mágico, que cuando se terminan las cuotas, deja de llegar ese dinero extra.

No me cabe duda de que muchos se estarán sonriendo con estas palabras ya que les calzará con alguna situación vivida, el problema es que muy pocos se atreven a “creer” que se trata de una Ley divina del universo y prefieren tomarlo como una simple casualidad.

2 comentarios:

AvedelSur dijo...

Estimado Alvarito:
¡Que inmensa alegría me ha dado el descubrir tu página!
Desde hace tiempo he seguido tu carrera musical y junto a mi familia habiamos notado tu inclinación a lo espiritual. De echo en mas de una vez nos encontramos en reuniones y charlas espirituales en una Gran Escuela.
Compañero, le deseo todo el éxito en su bella tarea y no deje de alegrarnos con su voz.
Ojala puedas visitarnos aca en Chiloé. Tenemos una comunidad conformada en torno al Aikido. Revisa mi blog y encontraras un video de lo que hacemos aca.
Sigue difundiendo la Ley, creo que con ello lograremos mejores cosas para todos. En mi facebook tengo un link a un grupo latinoamericano del "Secreto", quizas tu tambien lo tengas.
Atte.
Felipe Arriagada González
Un chileno más que se alegra de encontrar a un hermano de la vía.

paulina dijo...

Excelente álvaro, mi mamá tiene el libro sanarte y me encantan los temas que tocas. siento como necesidad crecer espiritualmente y ser una mejor persona. que alegria haber dado con tu blog