martes, 19 de agosto de 2008

Actualizando a Dios II

En los posteos de anteriores de “Aquietar la mente” hable de hacer una “jardinería” mental que consiste en desmalezar o sacar todos los pensamientos y conversaciones negativas, destructivas y victimizantes, lo que genera un gran descanso y alivio en la vida con la posibilidad de vivir el aquí y ahora. Otra de las cualidades de hacer esta “jardinería” es que en este nuevo paisaje de la mente (cuando lo has logrado) el dialogo interno se purifica, porque siempre existe un dialogo, pero este se hace cada vez mas sabio, el lenguaje se enriquece y ejerces tu voluntad desde un espacio personal, totalmente tuyo, único y desconocido hasta ahora. ¿Con quien hablas que te vuelves tan sabio?...¿eres tu?,…¿Es tu yo superior?,…¿acaso hablas con Dios?

Todo es mente

Existen cientos de libros que nos hablan del poder de la mente donde se pone de manifiesto el famoso el “poder de atracción”, y nos enseñan a manejarlo y a obtener por medio de este poder, las riquezas y cosas que queremos. Abundan los textos y libros sobre como conseguir el éxito por medio de la mente y últimamente se esta usando para ayudar a las personas a salir de enfermedades ya que este poder también se aplica para los estados negativos, o sea, uno atrae a su vida aquello a lo que teme (el que tiene miedo a enfermarse atrae la enfermedad) En esto estoy total y absolutamente de acuerdo, y recomiendo ver la película “The Secret” que se puede ver por Internet,(busca en youtube “the secret” la película esta segmentada en 10 partes y tiene subtítulos en español). Bajo este principio de la mente es que funciona el Agnosticismo, para ellos no hace falta creer en Dios, la mente lo reemplaza.

Un principio parecido en su fondo pero totalmente divergente en su manifestación establecen los budistas que dicen que todo es mente, todo es ilusión, claro que ellos no la usan la para crear riqueza, mas bien ellos buscan salir de la ilusión de la mente, anulándola para poder experimentar el “ser la totalidad en la no mente”.

Para mi, la experiencia de la vida humana, involucra la mente conciente y un estado espiritual con un propósito que proviene de una mente inconciente que pertenece a nuestro “yo profundo” o “yo superior” que forma parte y se conecta con esta gran fuente de todo, que es Dios, donde programamos y sincronizamos nuestras experiencias en la vida. Esa es la razón de que a pesar de “usar” el poder de atracción de la mente, muchas veces seamos incapaces de atraer ciertas cosas a nuestra vida (ya sea salud o algo material) porque ellas no están en el “plan” de nuestro “yo profundo”.

Es nuestra intuición espiritual la que nos permite aceptar los desafíos de la vida, saber que nacimos en el lugar adecuado, con las experiencias adecuadas y a pesar de lo adverso en ciertas situaciones, tener esperanza y confiar en el futuro. Si fuera de otra manera todo el mundo estaría enfadado con Dios porque no le concedió algo que había pedido tan profundamente, sin embargo, la gran mayoría si cree en Dios, solo que no se lo cuestiona.

Siento que nuestro “Yo superior” (nosotros mismos en la perspectiva de Dios) es quien se encuentra trabajando en la sincronía de los acontecimientos futuros de nuestra vida equilibrando nuestros deseos con nuestro plan de vida, y definitivamente, a medida que mas me dejo llevar por esta certeza es que mas sincrónica y adecuada se vuelve mi vida.

Dios no se entiende ni se explica con la mente, de manera que no es fácil transmitir en palabras la experiencia de “confiar en lo invisible”, lo cuál debe ser el desafío mas grande en nuestra vida, ya que finalmente de eso se trata Dios…de Fe, de creer, de intuir su existencia, pero para acrecentar ese entendimiento es necesario sanar el alma, y para esto esta el desafío de la vida en el día a día. Al ir sanando se va comprendiendo de manera mas nítida a Dios. A medida que vas renovando a Dios en tu vida las piezas de este gran rompecabezas que es la vida comienzan a tomar forma y llega el momento en que te calmas, te pones manso internamente y comienzas a fluir con la existencia (leer el posteo “vivir como respiramos”)

¿Que características tiene un Alma-Sana?

Cuando tu alma esta sana tienes compasión lo que significa que ya no juzgas, comprendes, no temes, perdonas, no dramatizas, no te preocupas, sabes que eres infinito y eterno, amas la experiencia de estar vivo y sobre todo… confías.

Sabes que “no estas solo”, sabes que una parte de ti que es invisible esta conectada con todo y con todos, incluyendo el pasado, presente y futuro, seres angélicos, santos, maestros, guías, antepasados, etc., porque “todo es Dios”.

Renovar la Fe (o a Dios) no es un acto de ir a la Iglesia y decir “Yo creo” “Dios, en ti confío” “Dios, te entrego mi vida”…renovar la Fe es “Actualizar a Dios” y eso es un proceso, una transformación que comienza con una decisión y continúa con la experiencia de ir cambiándonos (sanándonos) a nosotros mismos.

“San-Arte es el arte de sanarse uno mismo, y uno mismo es Dios actualizándose a si mismo en la experiencia de la vida”

Si quieres que te informe cuando subo nuevos posteos escríbeme a alvarp@scaramelli.cl

***Toda la información contenida en el sitio es propiedad y tiene copyright en scaramelli ediciones. Esta información puede ser compartida, distribuida y publicada en la red libremente… Por favor den el nombre del autor y la dirección del sitio. Gracias***

2 comentarios:

Anónimo dijo...

tu eres un gra filosofo escribes hermoso y se nota que sale de tu alma cada pensaniento ers un gran predicador es un agrado leer tus posteos uno logra entender mucho de si mismo es un gusto saludos
victoria

Omaira dijo...

Gracias a un querido amigo encontré tu información. Yo poseo el set de los cuencos de cuarzo pero los utilizo empíricamente. Me gustaría saber si puedo conseguir en Colombia tu libro y, por supuesto me interesa seguir recibiendo información tuya.