martes, 19 de agosto de 2008

Cuando el alma duele en el cuerpo

Queridos amigos, es increíble como han aumentado las consultas por dolores en las articulaciones (espalda, brazos, hombros, manos, cuello, etc…) y la mayoría consulta terapias alternativas después de haber agotado las instancias médicas donde los exámenes no arrojan ninguna patología.

Ya lo venía anticipando en el libro SANARTE y en el posteo “Caminando rápidamente hacia el 2012” (julio de 2007), que el magnetismo de la tierra esta cambiando a niveles insospechados provocando entre otras cosas la necesidad de adaptación del ser humano tanto en su cuerpo como en su conciencia a esta nueva vibración (Resonancia Shumann)

El planeta esta cambiando, estamos entrando a una nueva era de la conciencia de la humanidad y esto requiere necesariamente un cambio en las creencias que actualmente limitan al ser humano y esas creencias están siendo derribadas por medio de crisis y procesos de limpieza interior que requieren la observación y transmutación (cambio) por aquellos que las padecen.

Así es queridos amigos, llego la hora de hacerse cargo de sus procesos y dejar de buscar culpables para lo que les sucede… “Es que tengo hiperlordosis, tengo los cojinetes de las vértebras gastados, tengo una hernia lumbar, discopatía cervical, artrosis en las rodillas, epicondilitis, bruxismo, bursitis en el hombro derecho, etc”…

No quiero decir que estas enfermedades no existan, fueron muy comunes en épocas pasadas donde se trabajaba fundamentalmente exigiendo al cuerpo, pero el considerable aumento de estos días tiene que ver mas con la sintomatología que con la verdadera enfermedad.

Los dolores del cuerpo son la manifestación física de los dolores del alma, que se producen por la incompatibilidad entre los viejos y obsoletos sistemas de creencias con la necesidad de elevar la frecuencia de vibración mental y emocional de acuerdo a las nuevas vibraciones planetarias. Ya no se puede mentir ni a uno mismo ni a los demás y pasar desapercibido…. La luz que hay actualmente en el planeta dará cuenta de aquello y te llevará a una crisis para que salgas de ese sistema que acarrea sufrimiento.

Muchos dirán… “Pero si aquí tengo las radiografías que comprueban que mi enfermedad es verdadera”… pero en la mayoría de los casos no es así. Las radiografías pueden mostrar una columna desviada o defectuosa pero no pueden explicar por que los mismos defectos e incluso peores en muchas personas no provocan dolor. Consulta con un médico amigo y verás que lo que te digo es cierto. ¿Por que crees que cada vez se da menor porcentaje (50%) de probabilidades de que se quite el dolor cuando se opera una hernia lumbar?... Porque las causas del dolor son dos: Una anatómica y otra energética.

No es mi intención polemizar con la medicina ya que considero que hay que agotar ambas instancias en busca de una solución, pero si quiero crear conciencia de que hay que comenzar a buscar la sanación definitiva del problema y no un alivio momentáneo. La medicina trata de solucionar esto recetando antidepresivos, mi manera de ver la solución es incentivando a un cambio en el sistema de creencias de la persona.

El mejor ejemplo que se me ocurre es el del bruxismo. Puedes ir a un dentista y te van a recetar una placa para que no te destruyas los dientes y relajantes musculares para dormir… pero…. ¿Por que aprietas la mandíbula?

En la sociedad actual basta que te digan que tienes algo para que la mayoría asuma que esta limitado por ese “algo” que esta fuera de su control, como si se tratara de un defecto mecánico y no haga nada por tratar de entender que es lo que le esta provocando tal defecto, o, sea, oh!!! Tengo bruxismo… estoy condenado(a). Recuerdo una paciente que me consulto muy deprimida porque le diagnosticaron sacroilitis… y yo le dije… “tienes dolor de espalda”... me miro sin entender… tu diagnostico es que tienes dolor de espalda en la zona sacro-lumbar, y ella pensaba que tenia algo grave que la invalidaba de por vida… fue tratada con biomagnetismo para borra las huellas energéticas y ella comenzó su proceso de cambios en su vida. Sus dolores desaparecieron.

Siguiendo con el ejemplo, el bruxismo es la manifestación física de una tensión interna y la prueba esta en que nadie padece de bruxismo toda la vida (excepto aquellos que son tensos de por vida) pero la mayoría cuando entran en una época de la vida mas calmada dejan de padecerlo. Entonces… ¿Cual es el verdadero tratamiento para el bruxismo?... ¿Qué te tensa en la vida?... ¿Qué sistema de creencias te provocan tensiones y pre-ocupaciones?... ¿Todo? (je,je,je)

Es mucha la gente que me consulta por hernias lumbares y que se mejoran con imanes, a lo que yo contesto… “Nunca tuviste una hernia lumbar… los imanes no curan las hernias”, los imanes curan los dolores energéticos no corrigen defectos anatómicos… pero ojo… lo que hacen es borrar el disco duro… la pregunta es… ¿Quién es el programador detrás del dolor? ¿Que emociones negativas se están programando en el disco duro de tu espalda?

Lo que genera todo este tipo de dolores es un sistema de creencias que se aleja del flujo natural de la vida. Las personas van sujetando la vida como quien sujeta un carruaje con caballos desbocados… llevan una tensión diaria, sin tiempo para descansar, sin tiempo para dormir bien, sin disfrutar el momento, ni siquiera disfrutan los logros que han obtenido, hablan todo el tiempo de las dificultades, no se toman un tiempo para reflexionar en si lo que hacen esta bien o mal y no se dan cuenta de que es eso justamente lo que los saca del sistema natural de la vida, al que yo le llamo el sistema de Dios, que es la inteligencia espiritual con que opera la vida. (leer posteo vivir como respiramos)

La rigidez o inflexibilidad es uno de los factores generadores de dolores mas frecuentes y para algunas personas es difícil aceptar que sus dolores se deriven de un sistema de creencias rígido porque básicamente esta actitud se debe a que han aplicado en su vida la plantilla de la conducta perfecta por lo tanto nada malo les debería pasar. Sin embargo la vida nos enseña que ningún sistema rígido funciona, si no pregúntenle a los padres que criaron a sus hijos de manera rígida y con normas estrictas cuál fue el resultado, o mejor pregúntenle a los hijos que hoy sufren las consecuencias (pero ojo con el análisis que hagas de esto porque en su fuero interno los padres quisieron hacer lo mejor por sus hijos… solo que el resultado muchas veces no es el esperado).

Me resulta curioso ver como muchas personas que padecen estos dolores no se ven así mismas como rígidas, pero vas preguntando y te das cuenta que por lo general proyectan su rigidez en otras personas, y esto lo hacen viendo en los demás lo que deben o no deben hacer de acuerdo a su rígido sistema de creencias. (Juzgando de acuerdo a su verdad).

El miedo es otro de los factores más comunes que provocan dolores en las articulaciones, sobre todo el miedo al futuro, que se desarrolla a partir de un sistema de creencias donde la persona siente que no pertenece al sistema de la vida y se siente abandonado incluso de Dios… (De lo contrario no deberían tener miedo). El miedo es la desconexión con Dios operando en nosotros, muchas personas pueden creer que están cerca de Dios porque le piden, agradecen y rezan todos los días… pero ponen a ese Dios fuera de ellos lo que provoca desconexión o falta de certeza… o mejor dicho…”Miedo”.

La Mayoría de los dolores de espalda los sufren personas que sienten que llevan una pesada mochila encima como el trabajo, la familia, las deudas, las cuentas, parientes, enfermedades, etc… y en este caso también es el sistema de creencias el que falla ya que la persona no cree poder cumplir con sus obligaciones siempre y se hace cargo de manera inadecuada de todas estas cosas. Estas personas dicen que no pueden dejar de hacer lo que hacen porque si no nada funcionaría impidiendo que otras personas se hagan cargo de sus asuntos… de modo que la vida termina ofreciéndoles alguna situación que los saca del sistema por un rato y se dan cuenta (si es que quieren) que todo funciona sin ellos. Pero el punto aquí es otro… los problemas diarios no son los que nos agobian y ponen tensos… es como nos tomamos los problemas y de eso ya hemos hablado en otros posteos.

Los orgullos, las penas, el rencor, la rabia, la autoexigencia, etc… todo se va acumulando en el cuerpo de aquellas personas que no saben fluir con la vida y que viven en un sistema de victimización… o sea, donde “Son de aquellos a los que les pasan las cosas”.

Este posteo es para incentivarte a querer hacer un cambio en tu sistema de creencias si reconoces tener alguna actitud de vida que te ha llevado a padecer estos dolores.

Hasta el próximo posteo.

Un abrazo y gracias por leer y difundir.

3 comentarios:

Gloria dijo...

Muchas felicidades y gracias por los temas que tratas y la forma.

Te mando un abraoz muy afectuoso

Gloria

Anónimo dijo...

Gracias Maestro.

Anónimo dijo...

Interesante y gracias por los temas.